k

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Follow us

Get inspired

Subscribe to our Newsletter for news on latest products and sales

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Buscar

PREGUNTAS FRECUENTES

En primer lugar, limpiar la joya con jabón neutro.
Una vez limpia con el jabón, se puede limpiar con bicarbonato húmedo con la ayuda de un cepillo.
Para acabar, sólo faltará aclarar bien con agua y secar.
Hay que ir con cuidado si se quieren limpiar las joyas con líquidos ya preparados.
Se recomienda no sumergir en estos líquidos las joyas que tengan perlas y coral.

Son el oro, la plata, el paladio, el rodio y el platino.
El oro de 24 quilates o 999,99 milésimas es blando.
Para conseguir el oro de 18 quilates o 750 milésimas, y poderlo trabajar para hacer joyas, se hace una aleación con plata y cobre. De esta manera adquiere dureza y ductilidad a la vez.
El oro blanco se consigue haciendo una aleación con oro de 24 quilates y paladio.
La función del paladio es decolorar el oro amarillo.
Es habitual hacer un baño de rodio a las joyas de oro blanco, consiguiendo así un blanco más acentuado.

¿Tienes alguna duda? Puedes contactar con nosotros aquí.